Página 86 - CD6

86
bajo y muy bajo. Un hecho que, ade-
más, marca diferencia entre ambas
conductas es que P1 está presente
en 35% de los hogares mexicanos,
mientras que sólo 16% presenta el
otro (P3). De modo similar, no debe
perderse de vista el segundo patrón
(
P2), que es el que más puede rela-
cionarse con conductas de alimen-
tación rurales y en hogares de los
estratos de ingreso más bajos.El resto
son dos conductas límite.
Por una parte, un patrón presente
en 18% de los hogares con escasa
demanda de recursos naturales
(
bajo, P4) y un consumo reducido
compuesto en su mayoría de
cereales y bebidas (gráfica 1).
Se trata de una conducta que no
obstante ser primordialmente
urbana tiene elevada probabilidad
de encontrarse en localidades
con menos de 2,500 habitantes;
más destacable aún es un patrón
presente tanto en los estratos de
ingresos más bajos como en los
más altos (gráfica 2); se trata de
una conducta de consumo sin
una relación lineal con respecto
al tamaño de la localidad o el
ingreso del hogar.
carne de pollo (más visible en P1) y
las bebidas (notable en P3), son los
grupos alimenticios más relevantes
en términos proporcionales.
Como se aprecia en la gráfica 2, de
este grupo de conductas de con-
sumo con requerimiento intermedio
(
líneas con “
x”
en la gráfica 2), P1 y
P3 están vinculados con localidades
de más de 100 mil habitantes, por
lo cual podrían ser tildados como
conductas urbanas de alimentación.
No obstante, mientras P1 se relaciona
con los hogares de ingreso alto, P3
tiene mayor presencia en los estratos
91
118
111
62
177
29
36
31
11
63
27
16
13
59
22
24
16
13
11
7
33
14
4
12
47
43
53
34
95
2,544
2,273
2,262
695
5,487
22
14
12
42
35
28
33
11
76
550
2,050
3,550
5,050
-
20
40
60
80
100
120
140
160
180
200
P1 (35% de hogares)
P2 (22% de hogares)
P3 (16% de hogares)
P4 (18% de hogares)
P5 (9% de hogares)
Intermedio
Bajo
Alto
Requerimiento agropecuario (m
2
/
kg)
Consumo
per capita
trimestral (kg)
Cereal
Vegetal
Fruta
Bovino Porcino
Pollo
Lácteos
Aceite y grasas
Bebidas
m
2
/
kg
Gráfica 1.
Composición de los patrones de alimentación. Consumo
per cápita
trimestral y grado de requerimiento agropecuario (m
2
/
kg)