Página 77 - CD6

77
Las estimaciones del
itlp
nacional en el
periodo 2008-2013, que tienen como base
el primer trimestre de 2010,
1
muestran una
clara tendencia ascendente de la proporción
de personas que durante tal periodo no
pudieron adquirir la canasta alimentaria
con el ingreso de su trabajo (gráfica 1), si
bien hay trimestres en los que el Índice
disminuye con respecto al período previo.
Por ejemplo, en el segundo trimestre de
2010,
en comparación con el primero, se
manifiesta una reducción en el porcen-
taje de la población incapaz de adquirir la
canasta alimentaria con el ingreso laboral
al resultar un índice de 0.9933 (menor
que el
itlp
de 1.0 para el primer trimestre
de ese año). En contraste, los últimos dos
trimestres de 2009 muestran un
itlp
mayor
en comparación con el trimestre base.
En general, la evolución del
itlp
refleja un
deterioro progresivo del mercado laboral
en México; pero al comparar el Índice
nacional, rural y urbano, se observa que los
incrementos son más claros y consistentes
en el medio urbano. Mientras en el ámbito
rural se observa incluso una disminución
en numerosos trimestres con respecto al
periodo anterior, hay un mayor avance de
la incidencia de la pobreza por ingresos
laborales en el medio urbano.
Las disparidades estatales en el itlp
El
itlp
por entidad federativa muestra una
clara diferenciación interestatal en su ten-
dencia: el porcentaje de personas en pobreza
por ingreso laboral crece de manera distinta
en los estados del país, lo que pone de
manifiesto, a su vez, condiciones variadas
en la dinámica de los mercados laborales
sub-nacionales. A lo largo de 2008 y 2009,
se observa una reducción de estas diferen-
cias de acuerdo con la desviación estándar.
En contraste, la heterogeneidad de los
itlp
estatales es creciente en el periodo 2010-
2013,
alcanzando su máximo en el tercer
trimestre de 2013 (ver gráfica A1 en el
anexo electrónico).
La gráfica 2 muestra los valores de los
itlp
,
por estado, en el tercer trimestre del año,
lo que permite observar sus distintas evo-
luciones. Existe un empeoramiento genera-
lizado del poder adquisitivo de los ingresos
laborales
per cápita
,
excepto en Jalisco. Las
entidades que exhiben los mayores índi-
ces son: Baja California, Distrito Federal,
Estado de México, Nuevo León, Quintana
Roo, Sinaloa y Tamaulipas, que presentan
un deterioro más agudo y acelerado de sus
mercados laborales. La evolución diferen-
ciada del Índice entre los estados puede
estar relacionada con factores o dinámicas
demográficas y económicas desiguales.
En la siguiente sección se explora la relación
entre el
itlp
estatal y el tipo de demanda
de trabajo local, definido a partir de las
distintas estructuras productivas.