Página 56 - CD6

56
*
Universidad de Paris Oeste Nanterre,
pascal.sebille@u-paris10.fr
Del mismo modo, el origen rural de muchos
individuos de las generaciones avanzadas
tiende a desaparecer en las generaciones pos-
teriores, pues sonmenos numerosos quienes
nacieron después de mediados de 1960 y
experimentaron una trayectoria de éxodo
rural: 34% en las generaciones 1951-53, y
21%
y 13% en las generaciones 1968-70 y
1978-80,
respectivamente. Si encontramos
aquí las particularidades generacionales enun-
ciadas, un aporte importante de este análisis
es destacar la complejidad de las trayectorias
migratorias.
Tras una primera migración, generalmente
a las ciudades, es muy frecuente encon-
trar trayectorias compuestas por episo-
dios residenciales en una zona rural, en el
extranjero o en otras localidades urbanas.
Al contrario de la imagen uniforme de
itinerarios residenciales compuestos de un
solo movimiento migratorio, las trayecto-
rias migratorias revelan una gran riqueza.
Cabe señalar, finalmente, una especificidad
propia de las generaciones más jóvenes
(1978-80),
que en su gran mayoría nacie-
ron en las ciudades (88%), siendo menos
numerosas que las generaciones anteriores
en haber experimentado episodios residen-
ciales en una zona rural, aunque lo son
más en haber residido en el extranjero, en
particular en Estados Unidos.
Si los numerosos trabajos sobre flujos
migratorios en México permiten dispo-
ner hoy de un conocimiento amplio de
los grandes movimientos de población, los
resultados aquí presentados dan cuenta de
la riqueza de un análisis de la migración
por biografías individuales. Lejos de la
imagen uniforme de residentes metropo-
litanos sedentarios o que han experimen-
tado poco la migración, el estudio de las
trayectorias migratorias individuales revela
cursos residenciales variados mezclando
estancias en zonas rurales, en ciudades y
en el extranjero.
Una dimensión interesante de nuestros
resultados es el lugar incuestionable que
las transformaciones sociales y económicas
del México de hoy ocupan en la historia
migratoria de las generaciones nacidas a
principios de 1950, cuyas experiencias
fueron precoces y ricas en transiciones
entre zonas rurales y grandes metrópolis,
participando plenamente en los cambios
sociodemográficos del país.