Página 51 - CD6

51
D
esde mediados del siglo pasado, muchos han sido los trabajos
sobre la importancia que la migración ha revestido, y reviste
aún, en las dinámicas y transformaciones sociodemográficas de
México (Unikel, 1976). Los movimientos de éxodo rural se reforzaron desde
mediados de los cincuenta con la atracción a los grandes centros urbanos,
administrativos y económicos (ciudad de México, Guadalajara, Monterrey).
Los polos económicos emergentes (actividades petroleras, turísticas, maqui-
ladoras), especialmente en la frontera norte del país, propiciaron también
condiciones para importantes flujos migratorios internos. El refuerzo de
los intercambios migratorios históricos entre México y Estados Unidos
ha contribuido también a ofrecer un paisaje complejo y diversificado de
la migración (Tuirán y Ávila, 2010). El perfil de la migración internacio-
nal se ha diversificado con migraciones legales o clandestinas, periodos
de estancia breves o prolongados, y proyectos individuales o familiares.
Abundante es la literatura sobre estos movimientos, a menudo selectivos,
donde las redes migratorias, las lógicas y estrategias familiares parecen ser,
con frecuencia, determinantes.
Pascal Sebille
*
Palabras clave:
migración interna
población urbana
trayectorias migratorias
COY U N T U R A D E MO G R Á F I C A
,
N ÚM . 6, 2 0 1 4