Página 41 - CD6

41
*
Universidad de Paris Oeste Nanterre,
carole.brugeilles@u-paris10.fr
Referencias
Betrán, Ana
et al.
(2007),
Rates of Caesarean section: Analysis of global,
regional and national estimates”,
Paediatric and
Perinatal Epidemiology
, 21,
pp. 98–113.
Cabezas, Evolio
et al.
(2004),
Operación cesárea: reflexionar para decidir
mejor”,
Práctica Médica Efectiva
,
Vol. 6, Núm.2,
pp. 1-4.
González-Pérez, Guillermo Julián
etal.
(2011),
Cesáreas enMéxico. Aspectos sociales, económicos
y epidemiológicos,
Universidad de Guadalajara.
Muñoz-Encisco, José Manuel
et al.
(2011),
Operación cesárea: ¿indicación justificante o
preocupación justificada?”,
Ginecol Ostet Mex
,
79(2),
pp. 67-74.
OrganizacionMundial de la Salud, oms (2013),
Estadísticas de Salud Mundial 2013.
________________ (1994),
Indicators to monitor maternal health goals:
Report of a Technical Working Group
.
WHO/FHE/
MSM/94.14. Genève.
Rosales, Enrique y Felguérez, Jesús Alberto (2009),
Repercusión demográfica de la operación cesárea,
Ginecol Obstet Mex,
77(8),
pp. 362-366
Secretaría de Salud (2002),
Cesárea segura. Lineamiento técnico
,
México.
_________________
(1995),
Norma Oficial Mexicana NOM-007-SSA2-1993,
Atención de la mujer durante el embarazo, parto
y puerperio y del recién nacido. Criterios y proce-
dimientos para la prestación del servicio,
Diario
Oficial de la Federación,
(20
de septiembre de
1996),
México.
Volpe, Fernando (2011),
Correlation of Caesarean rates to maternal and
infant mortality rates: An ecologic study of offi-
cial international data”,
Rev Panam Salud Pública
,
29(5),
pp.303-308.
Notas
1
Parto laborioso o difícil, según la real Academia de la Lengua Española.
2
Aunque la aplicación del dogma se cuestione de sobra, a veces es necesario aplicarlo teniendo en cuenta la
infraestructuramédica insuficienteparahacer frente a unaccidente vinculadoconuna cesáreapreviadurante
un parto. Sería el casomás frecuente hasta fecha reciente; sin embargo, que su aplicación sea legítima o no,
éste tiene por efecto incrementar el uso de la cesárea.
3
La autora se refiereaesté terminoenel sentidodeque cadavezmás losmédicos están involucrados en todos
los aspectos relacionados con la reproducción (partos, anticoncepción, fecundidad, entre otros).
Incluso si en la actualidad la mayoría de las
mujeres no desean tener más de dos o tres
hijos, la progresión de la cesárea a niveles
no ventajosos para la salud de la madre y
del niño, y la situación de coacción creada
sobre la reproducción de las mujeres, obliga
a preguntarnos si son compatibles con la
promoción de la salud reproductiva pre-
conizada en el marco de los programas de
población nacionales.
Los primeros resultados —incluso si se
afinaran para comprender mejor la proli-
feración de las cesáreas, particularmente
sus diferencias socioeconómicas y sus
posibles consecuencias sobre el número
de nacimientos–, demuestran lo atractivo
de interesarse en la modalidad del alum-
bramiento para entender la fecundidad.