Página 32 - CD6

32
*
Consultora independiente,
**
Universidad Iberoamericana,
importante; iv) hay una parte muy
importante del tiempo de los NiNis
que no se puede explicar a través de
la encuesta (37.9 horas semanales).
El hecho de que la
enut
no logre
captar de manera adecuada una parte
significativa del tiempo de los NiNis
se puede deber, en parte, a que la
falta de estructura de las personas
que carecen de una actividad diaria
formal da lugar a muchos errores
en la medición del tiempo que se
dedica a las diferentes actividades.
Sin embargo, queda abierta también
la posibilidad de que las preguntas
que se incluyen en la encuesta no
logren captar la manera como los
jóvenes conceptualizan sus activi-
dades. Esto es importante porque
puede haber otras labores produc-
tivas de los NiNis que escapen a la
medición.
En la identificación de los patro-
nes de uso del tiempo de los NiNis
encontramos que hay variaciones
sustantivas en la manera como éstos
usan su tiempo (cuadro 2). Poco más
de la mitad de la población que se
puede clasificar como NiNi (58%)
se comporta como se esperaría de
acuerdo con la literatura: pasando
una gran parte de su tiempo en acti-
vidades de ocio y personales –lo que
en el cuadro 2 llamamos “Mayor
ocio”–. No obstante, hay dos grupos
(
los identificados como “Cuidado-
res” y “Productores domésticos”),
cuyos integrantes llegan a dedicar
hasta 20 horas diarias a labores
domésticas no remuneradas (igua-
les a las de algunas amas de casa),
mientras otros integrantes pasan
hasta 22 horas diarias prestando
cuidados. Además de que los miem-
bros de estos dos grupos dedican
muy poco tiempo a actividades de
ocio, quienes pertenecen al grupo de
Productores domésticos” dedican
entre 1.5 y 7 horas diarias a activi-
dades primarias de autoconsumo.
Estos resultados confirman la pre-
sencia de un segmento de personas
entre los NiNis que dedica una gran
parte de su tiempo a actividades
de cuidado, trabajo doméstico y
abastecimiento del hogar. El análi-
sis de perfiles latentes determinó la
presencia de un quinto grupo, aquí
llamado “No explicables”, que se
caracteriza porque las preguntas de
la encuesta no dan cuenta de cómo
usan su tiempo.
Conclusiones
Nuestro análisis hace patente que
los NiNis contribuyen a la economía
realizando actividades domésticas,
de cuidado y de autoproducción.
Confirma, asimismo, que existe una
gran heterogeneidad en las condi-
ciones de los jóvenes que pueden
ser parte de la categoría NiNis, y
que muchos de ellos se encuentran
en esta situación por razones que
escapan a las condiciones escolares
y laborales que las políticas actuales
pretenden resolver. La agenda para
avanzar en la comprensión de su
comportamiento es amplia, como
extensa es la formulación de políticas
para este grupo. Para comenzar, pro-
ponemos que con urgencia pudieran
considerarse los puntos siguientes: i)
contabilizar el total de NiNis que no
realizan tarea productiva alguna; ii)
comparar la contribución económica
de los NiNis en su situación actual y
en una situación hipotética dada una
incorporación laboral; iii) avanzar en
la comprensión de las condiciones
que los mantienen fuera de la escuela
y del mercado laboral.