Página 25 - CD6

25
negativos (enojado y triste), resulta
que los hogares con entre uno y
siete integrantes tienen un balance
afectivo más positivo que aquéllos
que tienen ocho o nueve.
Conclusiones
Existe clara evidencia de que los
integrantes adultos de hogares con
al menos tres, pero no más de seis
personas, tienen mayor satisfacción
con la vida que el resto. De igual
modo, los afectos positivos parecen
ser mayores en hogares con entre
dos y seis miembros, mientras que
*
Instituto Nacional
de Estadística y Geografía,
los hogares con hasta siete integran-
tes tienden a tener un balance más
favorable de emociones positivas a
negativas. Las políticas orientadas a
mejorar la calidad de vida no sola-
mente deberán tomar en cuenta las
desventajas asociadas con los hogares
demasiado grandes, sino también las
que se derivan del número creciente
de hogares unipersonales vincula-
dos con el avance del proceso de
transición demográfica. Este trabajo
muestra que los hogares pequeños
viven mejor; pero también que es
mejor estar acompañado que solo.