Página 18 - CD6

18
ansiedad, según el instrumento
usado en la ENNViH. Estas pro-
babilidades son, a su vez, mayo-
res que las que corresponden a los
individuos que se clasifican con
síndrome depresivo (gráfica 2).
Respecto de conductas relacionadas
con la salud, encontramos, como se
esperaba, que las probabilidades de
sobrevivir a la edad 75 son mayores
entre quienes señalan que practican
ejercicio físico con regularidad, en
comparación con quienes reportan
no hacerlo. Sin embargo, la diferen-
cia en las probabilidades subjetivas
de supervivencia entre los hom-
bres que declaran haber fumado en
algún momento y los que declaran
no haberlo hecho nunca (gráfica
2),
como entre aquéllos que fuman
actualmente y los que no lo hacen,
es altamente significante, aunque
no en la dirección esperada. El
resultado es contrario a lo que se
encuentra en la literatura, y tam-
bién preocupante, pues pareciera
que la prevalencia de consumo de
tabaco en los adultos mexicanos se
ha mantenido estable en la última
década. Cabe recordar que el taba-
quismo es la principal causa de
muerte prevenible.
Del mismo modo, cuando conside-
ramos los distintos estados según
medidas relativas de peso corpo-
*
El Colegio de México,
ral,
7
y estableciendo como deseable
por sus niveles menores de mor-
talidad observada (Prospective Stu-
dies Collaboration, 2009)— tener
un peso considerado como normal,
los resultados muestran que, tanto
en hombres como en mujeres, las
personas clasificadas con sobrepeso
y obesas (Clase I, II o III) declaran,
en promedio, probabilidades subje-
tivas de supervivencia mayores que
las que fueron clasificadas como de
peso normal. Esta visión optimista
de los efectos de la obesidad en la
salud —y en última instancia en
la mortalidad, que no es privativa
de los mexicanos—, es un factor a
considerar al momento de diseñar
políticas destinadas a combatir los
altos niveles de obesidad que exis-
ten en México.
Diferentes teorías sobre conductas
relacionadas con la salud ponen
énfasis en la percepción del riesgo
como motivación para reducir
comportamientos que pueden ser
perjudiciales. En este sentido,
se ha observado que cuando
la posibilidad de contraer un
padecimiento determinado o su
severidad se perciben como bajos,
la motivación para desarrollar
conductas que promuevan el
cuidado de la salud tiende a
desaparecer (Weinstein, 2000).
Consideraciones finales
Las probabilidades subjetivas de
supervivencia nos pueden brindar
una herramienta inestimable para
evaluar niveles percibidos de riesgo
que, de otro modo, son muy difí-
ciles de cuantificar y también de
comparar con medidas de riesgo
objetivas. Por otro lado, el uso de
esta herramienta permite analizar,
además de preferencias sobre retiro
laboral o cuidado de la salud, deci-
siones relacionadas con el ahorro
y los gastos; es decir, la totalidad
del espectro de decisiones y pre-
ferencias que de un modo u otro
se ven afectadas por la estimación
subjetiva de la propia longevidad.